Críticas

MARIA ESTER ESCABOSA “FUERZA VITAL” – Por Rosa Faccaro

lunes, junio 14th, 2010

 

LA  ARTISTA  EXPRESA  EN  ESTAS  OBRAS  SU  POSICION  ESTETICA  EN  EL  CAMPO DEL LENGUAJE  PLASTICO. VIAJERA  INCANSABLE, NOS  REMITE A  LAS  CIUDADES  DEL MUNDO  A  TRAVES  DEL  ENCUENTRO  SIMBÓLICO  DE  UNA  CONSTANTE  GEOGRAFIA CULTURAL. ESTAS  OBRAS  INTENTAN  DAR  UN PASO A  LA  COMUNICACIÓN  HUMANA, Y  A  LAS  POSIBILIDADES QUE  GENERA  UN  NUEVO  CONTACTO  PERCEPTIVO.

 

La obra de la arquitecta y pintora Maria Escabosa, posee una unidad coherente, una estructura de dependencias internas que presenta las características de un mundo.

Para crearlo, este encuentro debe ser duradero: los elementos que lo construyen deben unirse en una forma. Líneas y colores inscriptos en la superficie de un cuadro, mas allá de la calidad de la puesta en el soporte, se revelan como duraderos a partir de que sus componentes forman un conjunto cuyo sentido persiste en el momento del nacimiento, planteando posibilidades de vida nuevas.

Formada en talleres de prestigiosos maestros, como Carlos Cañas y Guillermo Roux, se destaca una característica específica de su pintura en el dibujo estructural. El toque pictórico pleno de materia, se enriquece con los implementos plásticos del collage, la textura, la línea, y sobre todo la planificación del espacio en pequeños planos, hacen de su obra no sólo el campo afirmativo de una realidad (dentro del lenguaje abstracto) sino también una posibilidad de conformar universos que son enriquecidos por una visión que intenta diferenciar cada propuesta creativa.

Esta obra pictórica debe mirarse con detención, ya que van apareciendo las estructuras

invisibles que unen una visión total. El ojo compone un determinado encuadre, que va

cambiando de puntos de vista, y al mismo tiempo recrea el color, el ritmo, las suturas, el planteo total de una superficie coloreada que no se agota en una sola determinación visual.

Dice la artista: “no solo me sorprende el mundo que me rodea, sino que siento la necesidad de expresar simbólicamente lo que me interrelaciona con el entorno; se trata de concebir una visión del mundo, darle una dimensión, adueñarnos del espacio y dar una respuesta pictórica a la experiencia perceptiva… con absoluta libertad.”

Esta mirada plantea una unidad imaginaria en la cual la artista puede avizorar un camino de reconstrucción por el arte. La ciudad y el mundo, en ésta relación, compone un ideario, un postulado que ella expresa de este modo: “Podemos reencontrar micromundos de pertenencia en cualquier rincón del urbe”.

Este fenómeno que inspira a la artista puede verse reflejado en la intención de captar en cada ciudad, en cada luz del día, posibilidades de similitud, de parecidos en la diferencia, en ese acoplamiento del plano que se construye por el respiro humano. Plano casa, plano horizonte, plano luz, que conforman el mundo planetario en todas sus diversidades.

En ésta muestra nos invita a descubrir la fuerza vital de la inteligencia universal.